Posts on Sep 2016

Termografía y Reiki (I)

reiki_manos-2_sc_rev1

Esta es la primera de las dos entradas que tengo previsto realizar en torno al Reiki y sus “efectos termográficos”.

En esta primera entrada voy a mostrar los resultados obtenidos en las manos de la terapeuta que impartió la sesión (Isabel Rodriguez).

La foto inferior muestra las manos de la persona antes de empezar la sesión.

Como puede observarse la temperatura de la punta de los dedos está comprendida entre los 23-25 ºC, mientras que la temperatura de dorso se sitúa en torno a los 30 ºC.

reiki_manos-1_sc_rev1

La siguiente imagen muestra la temperatura de la punta de los dedos a los 5 minutos de empezar la sesión, en torno a los 30-31,5 ºC.

 

reiki_dedos-2_sc_rev1

La última imagen muestra las manos de la persona a los 15 minutos de empezar la sesión.

La temperatura de los dedos se sitúa en torno a los 35 ºC, mientras que la temperatura de dorso se mantiene en torno a los 30 ºC.

 

reiki_manos-2_sc_rev1

El análisis de las imágenes me sugiere las siguientes reflexiones:

  • Comparando los valores al inicio y el final de la sesión hay un incremento de temperatura en la punta de los dedos de 10-11 ºC (aprox).

  • Gran parte de este incremento (entre el 50-65%) tuvo lugar en los primeros 5 minutos de sesión.

  • La temperatura del dorso de la mano se mantuvo constante (en torno a los 30 ºC).

En la siguiente entrada mostraré los resultados en la persona que recibió la sesión (únicamente en la cara, pues es la zona que tenía descubierta).

Muy agradecido a Isabel Rodriguez de Nemociones por su valiosa aportación.

Haciendo visible lo invisible.

NOTA 1: Se consideraron los parámetros ambientales de la sala (temperatura y humedad relativa) y el valor de emisividad de la piel (0,98).

NOTA 2: las imágenes tienen licencia Creative Commons Reconocimiento – NoComercial – CompartirIgual (by-nc-sa)

 

Termografía, creatividad y PNL

El pasado mes de febrero tuve la ocasión de participar como ponente en el postgrado “Experto en Creatividad Aplicada”, promovido por la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid.
El taller que desarrollé se enmarcaba dentro del módulo de “Creatividad y Educación” y llevaba por título “Descubriendo al ser humano”.
Durante la actividad hablamos sobre los fundamentos de la termografía infrarroja y descubrimos una mirada diferente hacia el ser humano y su entorno (a través de la energía térmica).
Al finalizar el taller, la profesora responsable de la formación (Dra. Jessica Cabrera) realizó un ejercicio de empoderamiento creativo con los participantes tomando de referencia la PNL (Programación Neurolinguística).
Decidimos tomar fotografías del rostro de los participantes antes y después del ejercicio (de 7 minutos de duración) para ver si se apreciaban cambios de temperatura.
A continuación se muestran las imágenes antes y después del ejercicio.
foto-blog
Analizando las imágenes me llaman la atención varias cosas:
  • Se ha producido un incremento generalizado de la temperatura del rostro en la mayoría de los participantes. Este incremento está asociado a procesos de vasodilatación y aumento del flujo vascular cutáneo (regulados por el sistema nervioso autónomo, SNA).
  • Aunque la tendencia general ha sido el aumento y homogeneización de la temperatura del rostro, no todos los participantes han respondido de la misma manera.
  • Los incrementos más significativos de temperatura se han producido en la nariz (con aumentos de hasta 3,3 º C).

foto-blog2

Este hecho resulta especialmente significativo pues, como comenté en la entrada anterior, hay investigaciones que han considerado la nariz como área de referencia para evaluar el estrés y la mentira (“efecto pinocho”).
Muy agradecido a la Dra. Jessica Cabrera Cuevas y a todos los participantes al taller por su generosa aportación, fue una experiencia muy enriquecedora.
Seguiremos profundizando.