FROM THE BLOG

Los orígenes de la Termografía Infrarroja (I)

Los orígenes de la termografía se remontan a hace algo más de 200 años.

Por aquel entonces un astrónomo llamado William Herschel experimentaba con diferentes lentes en su telescopio con el fin de encontrar una lente que redujese el brillo en sus observaciones solares.

William Herschel

Le imagino probando un gran número de lentes para un día, de manera fortuita, llegar a la conclusión de que las lentes dejaban pasar más o menos calor en función de su color.

Este hecho le invitó a realizar un experimento basado en el famoso prisma de newton.

Cuando hablamos del prisma de Newton nos referimos a aquel momento (año 1667) en el que otro gran científico logró descomponer la luz visible.

Para este experimento Newton dejó a oscuras la habitación en la que se encontraba y sólo dejaba pasar la luz solar a través de un pequeño agujero.

Al situar un prisma de vidrio en la dirección del rayo de luz, comprobó que la luz se reflejaba en la pared opuesta dividiéndose en los 7 colores del arco iris.

newtonluz

De alguna manera Herschel dio continuidad al experimento de Newton.

Si Newton había comprobado que la luz se componía de 7 colores, la intención de Herschel era medir la temperatura de cada color.

newton 2

Fue registrando la temperatura de los colores y comprobó que, según iba pasando de un extremo a otro (del violeta al rojo) la temperatura aumentaba.

Cuando llegó al color rojo, siguió midiendo en una zona en la que ya no veía ningún color y comprobó, para su sorpresa, que la temperatura seguía subiendo hasta un punto en el que alcanzaba su valor máximo.

Había identificado una zona que mostraba información invisible al ojo humano. Una zona que con el paso del tiempo se denominaría “región infrarroja”.

Empezó a hacerse visible lo invisible.

 

 

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *